Ideas para des-patologizar la infancia a través de las prácticas narrativas

POR DOLORES BULIT 18 MARZO, 2020

Nota a un taller realizado en Buenos Aires en marzo de 2020

Criterios editoriales para Andamiajes

En Andamiajes, nos interesan historias de trabajo narrativo en contextos de psicoterapia, terapia, trabajo social y comunitario, docencia, etc. Su estructura será por números (ej: 2020, Nº1) y todos los artículos de 2020 serán parte del número 1. Luego 2021 será nº2 y así. Los artículos irán apareciendo en tanto se vayan completando, puede haber tantos artículos como personas quieran escribir para la revista por cada número.

Estructura narrativa:

¿Cómo contar estas historias y qué queremos priorizar?

Entendemos cada artículo como el relato de una historia, por lo que podemos llamarle de manera indiferente artículo, relato o historia a cada texto.

En términos de los niveles de relevancia de los saberes que se compartirán en Andamiajes, por favor lea el siguiente ejemplo:

«En este texto contaré mis conversaciones con Jaime, un joven de 16 años respondiendo a los efectos del maltrato y el abuso por parte de sus pares en la escuela (…) Al escuchar su relato, pude registrar en mis escritos una serie de acciones de Jaime en respuesta a muchos de los ataques, pero también a varios de los efectos continuos en su vida y sensación de quién estaba siendo (…). Mi interés por las respuestas al abuso como grieta hacia relatos preferidos lo aprendí de Michael White (2000) ‘las personas siempre responden al abuso y a sus efectos’ (pp.23-24). Con mis registros diseñé el siguiente contradocumento (Epston y White, 1992): ‘Querido Jaime…’.»

En el ejemplo anterior, lo más importante es la historia de Jaime, de lo que él distingue como efectos del abuso y también de lo que él está haciendo para responder. Casi al mismo tiempo las prácticas narrativas puestas al servicio de las conversaciones (preguntas, áreas de indagación, documentación, etc.) para el enriquecimiento de relatos. De lo que no se trata la revista es de teoría, la que aquí se puede incluir solo como breves citas relevantes. Si quien lee quiere más teoría puede ir a las fuentes que están citadas y muchas traducidas.

Por supuesto este ejemplo no es un modelo a seguir, sino una muestra de los niveles de importancia, quede manera intencional no siguen la estructura más habitual de los textos académicos en los que el marco teórico y los conocimientos científicos son más importantes que los saberes y la práctica local.

Tenemos la intención de que esta revista sirva tanto como aporte al trabajo de personas que trabajan con personas en contextos de terapia y trabajo comunitario, como también que sean una suerte de contra-documentos para personas que puedan estar viviendo experiencias problemáticas similares y respondiendo a ellas de múltiples maneras.

Criterios éticos:

  1. Es muy importante que si las personas involucradas en los relatos leyeran el texto, sientan orgullo de sus vidas y de los relatos de identidad preferidos que ahí se relatan.
  2. Para resguardar los derechos de las historias relatadas en cada artículo pedimos por favor que se firme una carta de consentimiento de las personas cuyas vidas están al centro de los relatos.
  3. Esta es una revista Latinoamericana: esto significa que buscamos relatos que involucren temas latinoamericanos.
  4. Idealmente usar pseudónimos a no ser explícitamente las personas prefieran aparecer con sus nombres reales. Nos interesa resguardar la identidad de las personas, pero al mismo tiempo creemos que es nuestra responsabilidad difundir los aprendizajes.
  5. Nos interesa responder a consideraciones de género y otras relaciones de poder en el lenguaje. Por ejemplo, se puede usar la x, el @, el “nosotros” y “nosotras”, el “nosotres” , o los genéricos como: «quienes hacemos terapia» en lugar de «los terapeutas», para responder al género.

Primera etapa: requisitos metodológicos para postular un artículo:

  1. La primera etapa consiste en la presentación de un resumen de máximo 2 páginas con la estructura principal del relato (espacio 1,5 – Arial 12 – Párrafo por defecto de Word).
  2. Máximo de tres niveles de título.
  3. No es necesario tener algún título profesional en particular para publicar el trabajo en Andamiajes.
  4. Idealmente esté escrito en primera persona («yo»). Este no es requisito excluyente. Pero sí nos interesa que esté situado temporal y espacialmente y que aparezca de manera clara de quién es la voz de aquello que está siendo escrito.
  5. Relatos de la práctica: nos interesa con esta revista aportar con la traducción local de las prácticas. También con la creación de nuevas prácticas narrativas. Para esto, vamos a privilegiar los textos que pongan en práctica las ideas (nuevas o no).
  6. Nos interesan relatos que pongan en práctica la “metáfora narrativa” desde las ideas de “Michael White y David Epston”.
  7. Nos interesa que las referencias a libros, artículos, revistas, autores, etcétera, sean con los criterios APA. No las normas APA en su totalidad, solo las normas de referencia (ver Anexo al final).
  8. Al ser un equipo pequeño y sin fondos para pagar editores de estilo, requerimos que los artículos vengan escritos lo mejor posible, cuidando la ortografía y la redacción. Para esto siempre se requiere de algo de colaboración. Les rogamos que antes de enviarnos su artículo, le pidan a un par de personas revisarlo en detalle para agilizar el proceso de publicación.
  9. También se agradece el cuestionamiento a conceptos como «paciente», «cliente», «intervención», «caso», o cualquier otra metáfora que no honre a las personas como personas. De esto podemos conversar una vez entregado el artículo!
  10. La autoría puede ser de múltiples voces. Es importante explicitarlo si así fuera.

Segunda etapa: características técnicas para el artículo:

  1. Mínimo una, máximo diez páginas (referencias aparte), tamaño carta, fuente Arial tamaño 12, y párrafo según la foto abajo:
  2. Máximo de tres niveles de título.
  3. Las figuras (imágenes, tablas, dibujos, etc.) deben venir en archivos separados señalando en el texto exactamente dónde va ubicada escribiendo «Figura 1», «Figura 2», etc.
  4. Cualquier archivo multimedia se puede adjuntar por separado.
  5. Incluir un resumen en castellano e inglés (abstract) entre 150 y 250 palabras.
  6. Incluir palabras clave.

Para enviar un texto:

  1. Debe ser enviado a [email protected] En el asunto del correo escribir ARTÍCULO ANDAMIAJES (NOMBRE DE QUIÉN ESCRIBE)
  2. el nombre del archivo será: AÑO_APELLIDO_NOMBRE (ej: 2019_GONZÁLEZ_ROBERTO)

NOTA: dependiendo de la cantidad de textos recibidos, estimaremos una fecha de revisión que será comunicada por correo-e.

El viaje que recorrerá cada artículo será más o menos así:

  1. será revisado bajo estos criterios por Ítalo Latorre-Gentoso y/o Carolina Letelier Astorga y una vez aprobado (cumpliendo los requisitos de arriba),
  2. pasará al comité editorial de pares para su segunda revisión y edición,
  3. se reenviará a quien lo escribió para la corrección e incorporación de los comentarios del comité,
  4. será vuelto a enviar a Pranas Ediciones para su revisión final y
  5. será publicado en este sitio en formato pdf, asociado al número de la revista del año correspondiente.
  6. Los tiempos para cada uno de estos pasos serán acordados con el o la autora del artículo al momento de recibir la primera versión.

Esperamos esta revista contribuya con la investigación, la práctica y el desarrollo continuo de las prácticas narrativas a nivel latinoamericano.

¡Esperamos sea un aporte y además esperamos leer sus artículos!

Ítalo Latorre-Gentoso y Carolina Letelier Astorga
Editorxs
Andamiajes


ANEXO – REFERENCIAS APA

CITACIÓN

El Manual APA y sus normas emplean un sistema de citación de Autor-Fecha y siempre se privilegia la señalización del número de página, para las citas textuales y para la paráfrasis.

  • Las citas textuales o directas:

Estas reproducen de forma exacta el material, sin cambios o añadidos. Se debe indicar el autor, año y número de página. Si la fuente citada no tiene paginación, entonces se escribe el número de párrafo. Si la cita tiene menos de 40 palabras se coloca como parte del cuerpo del texto, entre comillas y al final entre paréntesis se señalan los datos de la referencia.

Modelos

– Al analizar los resultados y según la opinión de Machado (2010): “Todos los participantes…” (p.74)

– Al analizar los resultados de los estudios previos encontramos que: “Todos los participantes…” (Machado, 2010, p. 74)

Si la cita tiene más de 40 palabras debe escribirse en un párrafo aparte, sin comillas, alineado a la izquierda y con un margen de 2,54 cm o 5 espacios de tabulador. Todas las citas deben ir a doble espacio.

Modelos

– Maquiavelo (2011) en su obra El Príncipe afirma lo siguiente:

Los hombres, cuando tienen un bien de quien creían tener un mal, se obligan más con su benefactor, deviene el pueblo rápidamente en más benévolo con él que si con sus favores lo hubiese conducido al principado (p. 23)

– Es más fácil que el príncipe no oprima al pueblo y gobernar para ellos, porque:

Los hombres, cuando tienen un bien de quien creían tener un mal, se obligan más con su benefactor, deviene el pueblo rápidamente en más benévolo con él que si con sus favores lo hubiese conducido al principado (Maquiavelo, 2011, p. 23)

  • Citas indirectas o paráfrasis

En estos casos se reproduce con propias palabras la idea de otro. Siguen las normas de la citación textual, a excepción del uso de comillas y citas en párrafo aparte.

Modelos

– Según Huizinga (1952) son características propias de la nobleza las buenas costumbres y las maneras distinguidas, además la práctica de la justicia y la defensa de los territorios para la protección del pueblo.

– Así aparecen las grandes monarquías de España, Francia e Inglaterra, las cuales intentaron hacerse con la hegemonía europea entablando guerra en diversas ocasiones (Spielvogel, 2012, p. 425).

En los únicos casos en donde se puede omitir de forma deliberada el número de página es en los de paráfrasis y esto cuando se estén resumiendo varias ideas expresadas a lo largo de toda una obra y no una idea particular fácilmente localizable en la fuente citada.

OTRAS NORMAS DE CITADO:

  • Dos autores: Machado y Rodríguez (2015) afirma… o (Machado y Rodríguez, 2015, p._ )
  • Tres a cinco autores: cuando se citan por primera vez se nombran todos los apellidos, luego solo el primero y se agrega et al. Machado, Rodríguez, Álvarez y Martínez (2015) aseguran que… / En otros experimentos los autores encontraron que… (Machado et al.,  2015)
  • Seis o más autores: desde la primera mención se coloca únicamente apellido del primero seguido de et al.
  • Autor corporativo o institucional con siglas o abreviaturas: la primera citación se coloca el nombre completo del organismo y luego se puede utilizar la abreviatura. Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP, 2016) y luego OPEP (2016); Organización Mundial de la Salud (OMS, 2014) y luego OMS (2014).
  • Autor corporativo o institucional sin siglas o abreviaturas: Instituto Cervantes (2012), (Instituto Cervantes, 2012).
  • Dos o más trabajos en el mismo paréntesis: se ordenan alfabéticamente siguiendo el orden de la lista de referencias: Mucho estudios confirman los resultados (Martínez, 2012; Portillo, 2014; Rodríguez; 2014 y Zapata, 2015).
  • Fuentes secundarias o cita dentro de una cita: Carlos Portillo (citado en Rodríguez, 2015)
  • Obras antiguas: textos religiosos antiguos y muy reconocidos. (Corán 4:1-3), Lucas 3:2 (Nuevo Testamento). No se incluyen en la lista de referencias.
  • Comunicaciones personales: cartas personales, memorándums, mensajes electrónicos, etc. Manuela Álvarez (comunicación personal, 4 de junio, 2010). No se incluyen en la lista de referencias.
  • Fuente sin fecha: se coloca entre paréntesis s.f. Alvarado (s.f), Bustamante (s.f).
  • Fuente anónima: se escriben las primeras palabras del título de la obra citada (Informe de Gestión, 2013), Lazarrillo de Tormes (2000).
  • Citas del mismo autor con igual fecha de publicación: en estos casos se coloca sufijación al año de publicación para marcar la diferencia (Rodríguez, 2015a), (Rodríguez, 2015b). Se ordenan por título  alfabéticamente, en la lista de referencias.

LISTA DE REFERENCIAS

Se organiza alfabéticamente y se le coloca sangría francesa

  • Libro: Apellido, A. A. (Año). Título. Ciudad, País: Editorial
  • Libro con editor: Apellido, A. A. (Ed.). (Año). Título. Ciudad, País: Editorial.
  • Libro electrónico: Apellido, A. A. (Año). Título. Recuperado de http://www…
  • Libro electrónico con DOI: Apellido, A. A. (Año). Título. doi: xx
  • Capítulo de libro: únicamente en os casos de libros compilatorios y antologías donde cada capítulo tenga un autor diferente y un compilador o editor: Apellido, A. A., y Apellido, B. B. (Año). Título del capítulo o la entrada. En A. A. Apellido. (Ed.), Título del libro (pp. xx-xx). Ciudad, País: Editorial.
  • Publicaciones periódicas formato impreso: Apellido, A. A., Apellido, B. B, y Apellido, C. C. (Fecha). Título del artículo. Nombre de la revista, volumen(número), pp-pp.
  • Publicaciones periódicas con DOI: Apellido, A. A., Apellido, B. B. y Apellido, C. C. (Fecha). Título del artículo. Nombre de la revista, volumen(número), pp-pp. doi: xx
  • Publicaciones periódicas online: Apellido, A. A. (Año). Título del artículo. Nombre de la revista, volumen(número), pp-pp. Recuperado de http:/ /www…
  • Artículo de periódico impreso: Apellido A. A. (Fecha). Título del artículo. Nombre del periódico, pp-pp. O la versión sin autor: Título del artículo. (Fecha). Nombre del periódico, pp-pp.
  • Artículo de periódico online: Apellido, A. A. (Fecha). Título del artículo. Nombre del periódico. Recuperado de http:/ /www…
  • Tesis de grado: Autor, A. (Año). Título de la tesis (Tesis de pregrado, maestría o doctoral). Nombre de la institución, Lugar.
  • Tesis de grado online: Autor, A. y Autor, A. (Año). Título de la tesis (Tesis de pregrado, maestría o doctoral). Recuperado de http://www…
  • Referencia a páginas webs: Apellido, A. A. (Fecha). Título de la página. Lugar de publicación: Casa publicadora. Recuperado de http://www…
  • Fuentes en CDs: Apellido, A. (Año de publicación). Título de la obra (edición) [CD-ROM]. Lugar de publicación: Casa publicadora.
  • Películas: Apellido del productor, A. (productor) y Apellido del director, A. (director). (Año). Nombre de la película [cinta cinematográfica]. País: productora.
  • Serie de televisión: Apellido del productor, A. (productor). (Año). Nombre de la serie [serie de televisión]. Lugar: Productora.
  • Video: Apellido del productor, A. (Productor). (Año). Nombre de la serie [Fuente]. Lugar.
  • Podcast: Apellido, A. (Productor). (Fecha). Título del podcast [Audio podcast]. Recuperado de htpp://www…
  • Foros en internet, lista de direcciones electrónicas y otras comunidades en línea: Autor, (Día, Mes, Año) Título del mensaje [Descripción de la forma] Recuperado de htpp://www…

 

Entrevista La Gaceta – Tucumán, Argentina

Este pasado septiembre, en nuestra visita a Tucumán, cerrando los Diplomados Internacional y Avanzado junto a FESNA, nos invitaron a conversar del Diario La Gaceta.

Aquí la entrevista completa en el contexto original.

🙂


Terapia narrativa, la práctica que busca el otro relato de las personas

Una nueva corriente psicológica explicada por dos expertos chilenos.

PSICÓLOGOS. Ítalo Latorre Gentoso y Carolina Letelier Astorga.

Las prácticas narrativas conciben a las personas separadas de sus problemas. En esta nueva corriente psicológica, “el que sabe” es el paciente y no el terapeuta, y la terapia es sólo el “andamiaje” que se necesitará para el reposicionamiento de la persona frente a su problema. Los psicólogos chilenos Carolina Letelier Astorga e Italo Latorre Gentoso explican que se trata de hacer emerger los relatos de identidad “preferidos” de las personas con los que ellas se identifican, sueñan y siembran sus esperanzas.

“Las prácticas narrativas trabajan desde los conocimientos, habilidades, propósitos y valores de las personas, grupos y comunidades. Se orientan a procesos de re-autoría de la historia de vida que está ‘saturada’ del problema para lograr una historia ‘preferida’ por la persona” explican las psicólogas Mariela Álvarez y María Paz Posse, de la Fundación Estudios Sistémicos y Nuevos Aportes (Fesna), que organiza la diplomatura en Terapia Narrativa.

– ¿De qué se ocupa la T.N?

– Italo: La terapia narrativa es otra forma de entender el trabajo psicoterapéutico. Hay múltiples contextos y problemáticas en los que se puede trabajar. Trabajamos con personas que viven la opresión de un diagnóstico psiquiátrico o que han vivido experiencias traumáticas como abuso sexual, tortura, maltrato o violencia o con cualquier problemática.

-¿Qué diferencia hay con otras terapias?

– Carolina: las terapias o prácticas narrativas se enmarcan en los enfoques postestructuralistas. Una diferencia con otros enfoques más tradicionales es que entendemos que la persona no es el problema, sino que está en una situación problemática. No hay un estructura interna por la cual esa persona sea considerada enferma. La persona no es el problema; el problema es el problema. No buscamos determinantes que expliquen porqué la persona está actuando de tal manera, sino que entendemos que está respondiendo al contexto.

– ¿Cómo surge esta corriente?

– Italo: Nace en Australia y en Nueva Zelanda, a mediados de los 80. Los autores son Michael White (trabajador social) y David Epston (antropólogo).

– ¿Cuál es la diferencia con otras corrientes psicológicas?

– Italo: el foco en el psicoanálisis está puesto en el inconsciente. En la terapia sistémica lo central son los sistemas; en el humanismo es la naturaleza humana, acá son los relatos en sí mismos. Hay una gran diferencia: en el psicoanálisis, el que sabe es el terapeuta, en cambio en las prácticas narrativas quien tiene las historias son las personas que las han vivido. Son relatos narrados y preferidos por ellas. Se trata de relatos alternativos que las personas valoran, con los que sueñan, que tienen sus propósitos y sus esperanzas.

-¿ Cómo son esos relatos?

– Carolina: se van configurando a través de las historias. La identidad es una concepción relacional. Entendemos que las personas no son solo el relato del problema, sino que tienen múltiples historias de ellas mismas. Por ejemplo en casos de bipolaridad, o de crisis de ansiedad, una persona que se define a sí misma como depresiva o mala madre, también tiene otros relatos que han quedado invisibilizados por los discursos médicos o de otras autoridades. Lo que buscamos es que emerjan esos relatos que la representan más a la persona, que tienen que ver más con ella, con lo que es, lo que quiere y con los propósitos que la mueven en la vida.

– ¿Cómo surgen esos relatos?

– Carolina: es un trabajo colaborativo entre el terapeuta y las persona. Nuestra experticia es poder hacer preguntas que permitan explorar todos esos territorios de vida que han quedado como subyugados. La persona o el grupo son los que saben los significados de las experiencias que han tenido en sus vida. No podemos trabajar de otra forma que no sea en colaboración con lo que esa persona conoce y valora de su vida.

– ¿Hace falta ser psicólogo?

– No necesariamente; en Australia hay muchos trabajadores sociales y educadores que se han entrenado en esta práctica y trabajan desde este lugar. Claro que requiere una formación intensa y mucha práctica.

¿Por qué hacer un Diplomado con Pranas?

Abajo algunos comentarios de personas que han participado en nuestros diversos Diplomados.

Los comentarios son de psicólogxs, terapeutas ocupacionales, psiquiatras, trabajadorxs sociales, profesorxs, antropólogxs, estudiantes, trabajadorxs comunitarixs, etc.

¡Gracias!

(Nuestro mensaje para la gente fue: «Queridxs! Con un poco de vergüenza queríamos pedirles a quienes se animen, comentarios muy breves (un párrafo) de por qué recomendarían el Diplomado Pranas (si quieren recomendarlo, por supuesto! jajaja) para poder ponerlo en el sitio web, gracias!»)


Anait Crampton, Uruguay. Diplomado en línea, 2018

Yo recomiendo la Diplomatura en Terapias Narrativas porque: nadando en la teoría que ella propone se nos aparece un mundo de posibilidades, donde la escucha se agudiza, la pregunta es por si misma un faro que va dando luz a lo que hasta ahora era invisible y aparece un lugar en donde cada uno puede reconstruirse con otros y otras.


Sofía Zanni, Chile. Diplomado Internacional Santiago de Chile, 2018

Yo recomiendo el Diplomado Pranas, porque se aprende a conectarse con las personas de una forma muy respetuosa y cercana. Particularmente me ha gustado mucho la forma de enseñar la Práctica Narrativa, porqué con tu propia vida vas aprendiendo y experimentandola, lo que te hará tener un conocimiento muy importante para las personas con las que trabajes.​


Sonia Romero Pérez​​, Chile. Diplomado Internacional Santiago de Chile, 2018

Valoro la experiencia de haber cursado el diploma de prácticas narrativas, por cuanto me permitió ampliar mis marcos explicativos a la hora de trabajar con personas, familias y grupos. Es una excelente instancia de aprendizaje y de trabajo colaborativo.​


Marielita Álvarez, Argentina. Diplomados Internacional, Buenos Aires, 2016 y Avanzado, Tucumán, 2018

Trabajar con las personas en la búsqueda de sus historias preferidas de identidad me ha llevado a descubrir mis formas preferidas de ser terapeuta. Además de experienciar los efectos tan potentes que tiene trabajar con personas desde esta aproximación respetuosa y no patologizante. Esperanzadora. Las prácticas narrativas, junto a Ítalo y Carolina lo han hecho posible. Con su pasión, su compromiso con la narrativa, y su corazón.​​


Dianne Grynspan, Costa Rica. Diplomado Internacional, Buenos Aires, 2017

Recomiendo Pranas y práctica narrativa Argentina por qué me he permitido cuestionar el discurso dominante y disfrutar mi vida plenamente aunque con la resistencia que a veces la sociedad impone cuando decidimos no dar el brazo a torcer. Espero tener la oportunidad de ir a otra actividad ya que fue agradable conocer personas distintas y conocerme a mi misma nuevamente.​


Gina Castillo, México. Diplomado en línea, 2018

¿Por qué tomar el diplomado de narrativa con Pranas? Porque además de que la terapia narrativa es una forma de trabajo mucho más integral que en otros enfoques, el equipo de Pranas brinda todo el material audiovisual y el acompañamiento necesario para aprender el modelo y llevarlo a la práctica.


Juan Berhau, Uruguay. Diplomado Internacional, Buenos Aires, 2017

Las herramientas que brinda el Diplomado Pranas, nos han dado y nos dan una gran mano a aquellos que imaginamos y luchamos por una sociedad más justa e igualitara.


Susana Parra, Chile. Diplomado Internacional Santiago de Chile, 2018

Desde que comencé a conocer la ética a la base de dicho enfoque, la flexibilidad en cuanto a todo los contextos que pueden servir para realizar intervenciones terapéuticas, corroboro todos los días que es la forma mas respetuosa, creativa, y solidaria en donde podemos seguir trabajando con personas e ir minimizando las categorías estigmatizadoras con las cuales se abordan muchas veces otro tipo de intervenciones, solo produciendo con formatos que refuerzan identidades negativas de los seres humanos. El diplomado no es solo para psicólogos, si no para mas profesionales del área social que tienen interés por realmente aportar a cambios en la cultura y política que conlleva la sociedad, la cual mantiene tendencias tan dominantes que requieren este tipo de prácticas para realmente poder ayudar a la comunidad. Llevo 8 años trabajando en el sistema público de nuestro país, conociendo las deficiencias que mantiene el sistema. Al abordar el área de terapia con niñ@s, jóvenes y [email protected], conociendo sus necesidades e intereses, y corroboro que este tipo de prácticas, es la que mayormente respeta y colabora con el proceso de las personas. Ítalo y Carolina demuestran mediante su sencillez y profesionalismo, saberes de intervención en comunidades diversas, siempre con propósitos de búsqueda de justicia, lo cual admiro profundamente en la docencia, espero que en el camino de ir profundizando este tipo de intervenciones, también se sientan tan acompañ[email protected] y [email protected] como yo, muchas gracias.


Alicia Litvin de Schinder, Argentina. Diplomado en línea, 2018

El Diplomado de Pranas esta engrandeciendo mi formación. Antes de conocer a Ítalo y Carolina había leído a Michael White y la narrativa, pero el análisis q hacemos de cada uno de los temas del programa me ha ayudado a comprender el valor de la escucha y de las preguntas y como construirlas. También me ayudó a abrazarme con mucha fuerza a la idea de que la persona no es el problema, es mucho más. Y como ese MÁS se va iluminando en el curso de las conversaciones. Recomiendo este Diplomado donde sin ninguna duda abunda la generosidad de los profesores y compañeros/as.


Vania Garcia Pineda, México. Diplomado en línea, 2018

El Diplomado de Terapia Narrativa, me ayudo a entender de una manera clara en que consiste y las diferentes técnicas para aplicarlo en terapia. Lo recomiendo ampliamente porque ayuda a enriquecer la experiencia de la terapia desde un enfoque más humano y ético al aportar diversas herramientas y gracias a la forma en que crearon el diplomado en línea es muy sencillo y agradable el aprendizaje.


Paola Kolher, Paraguay. Diplomado en línea, 2018

Recomiendo el diplomado en línea del Instituto Pranas, sobre Terapia Narrativa. La experiencia de formación me resulta muy accesible y me permite re-encontrarme con las ideas y los libros de Michael White que me inspiran desde hace mucho tiempo para seguir reflexionando sobre mi práctica y esta forma colaborativa de trabajar con otras personas en distintos contextos.


Marcela Rábago de Ávila, México. Diplomado en línea, 2018

Recomiendo ampliamente el diplomado de Prácticas Narrativas de Pranas Chile, ya que, el haberlo cursado no solo me brinda el conocimiento sobre dichas prácticas sino también una mirada diferente de ver a las personas. Considero que es una forma de abordar desde el reconocimiento de los saberes de las personas para lograr el rescate de dichos saberes como parte fundamental para colaborar desde una práctica descentrada pero influyente en la co-construcción de identidades preferidas! Parte de lo que hace tan enriquecedor el diplomado es acortar la distancia gracias al apoyo de Italo y Carolina quienes no solo se concretan a enseñar sino a apoyarnos en aclarar dudas. Tmb han sido de mucha ayuda el material, actividades y la manera en como nos llevan a través del diseño de las actividades a mantenernos en constante colaboración docentes y alumnos.


Florencia Ferrero, Córdoba, Argentina. Diplomado en línea, 2018

Las prácticas narrativas me han ayudado a lanzarme en un viaje de investigación y conocimiento en cada encuentro con mis pacientes. Pensamos juntxs y vamos descubriendo mundos e imágenes completamente nuevas dentro de las historias que estamos muy acostumbradxs a contar y que nos cuenten. Recomiendo ampliamente este diplomado, profes presentes y textos que no tienen desperdicio!


Vania García Pineda, México. Diplomado en línea, 2018

El Diplomado de Terapia Narrativa, me ayudo a entender de una manera clara en que consiste y las diferentes técnicas para aplicarlo en terapia. Lo recomiendo ampliamente porque ayuda a enriquecer la experiencia de la terapia desde un enfoque más humano y ético al aportar diversas herramientas y gracias a la forma en que crearon el diplomado en línea es muy sencillo y agradable el aprendizaje.

Teresa Godínez, México, Diplomado en línea, 2018

Para mí las Prácticas Narrativas significan: libertad y respeto. No solo es una mirada distinta para hacer terapia, es una forma diferente de vivir y relacionarse. El diplomado está diseñado para ir al propio ritmo, con el acompañamiento cercano de Carolina e Ítalo y del grupo de compañeres. Los videos, ejercicios, reflexiones y  puestas en común favorecen la experiencia de aprendizaje y la enriquecen enormemente. ¡Me ha gustado muchísimo!

Mario Sánchez, Bolivia. Diplomado en línea, 2018

Recomiendo ampliamente el diplomado de Terapia Narrativa, ya que con las distintas metodologías he conseguido enriquecer mis conocimientos, esclarecer dudas y principalmente poner en práctica la narrativa. Buen material y muy buenos  docentes.

Claudia Vallejos, Chile. Diplomados Internacional y Avanzaado Santiago de Chile, 2015/16

En mi experiencia, creo que conocer las prácticas narrativas ha posibilitado espacios de construcción de relaciones terapéuticas centradas en lo que las personas valoran, alejada de territorios de un «saber profesional experto», patologizantes, vulneradores. Me invitó a mirar y pensar mis prácticas terapéuticas, haciendo visibles discursos que están puestos en esos espacios de relación y en los espacios cotidianos. El diplomado es una invitación a permanentemente  identificarnos desde lo ético y  político.

Nitsán Pérets, Israel, Argentina, Latinoamérica. Diplomados Internacional Buenos Aires, 2016 y Avanzado, Tucumán 2018

¿Por qué recomiendo el diplomado de Pranas? Porque es una manera de conocer las prácticas narrativas que articula constantemente práctica, ética y política de manera muy clara y a la vez sofisticada. Creo que toma muy en serio la idea de generar espacios subversivos, no sólo como una idea intelectual sino como práctica educativa -el diplomado no está pensado como una mera transmisión de conocimientos, sino que  tiene un compromiso político, social y local presente desde el inicio. Respeta los distintos ritmos de aprendizaje y los distintos objetivos y vínculos que puedan tener lxs participantes con las Prácticas Narrativas. Creo que conocer las Prácticas Narrativas es importante y urgente para personas que trabajen con personas- sea en terapia, educación, trabajo social y comunitario, terapia ocupacional, etc. y que la mejor manera de hacerlo es aprender de y con dos personas que hacen de estas ideas una práctica encarnada, local y cotidiana, y al mismo tiempo no se piensan como lxs únicxs expertxs en el tema, buscando maneras subversivas de ejercer la docencia.

Julio Gutiérrez, Chile. Diplomado en línea, 2018

El diplomado en Terapia Narrativa ha sido un maravilloso viaje de aprendizaje y exploración de distintos territorios; mapas desde donde observar nuestra práctica como psicólogxs mientras construimos relaciones más éticas y humanas con las personas que buscan apoyo. Agradezco infinitamente a Carolina e Ítalo por su entrega y profesionalismo.

Soledad Aguirre, Perú. Diplomado en línea, 2018

Recomiendo el Diplomado en Terapia Narrativa porque para mí resultó ser una experiencia que enriquece mi trabajo y mi vida. Estoy aprendiendo a afinar mis oídos y a convertirme en una investigadora de historias alejadas del problema. Gracias Ítalo y Carolina!!!!

Ana Durso, Argentina. Diplomados Internacional y Avanzado, Tucumán – Argentina, 2017/18

Mi interés en Terapia Narrativa se basa en el hecho de que es una práctica que nos invita a cuestionar los discursos dominantes de la cultura y así los de la psiquiatría y psicología clásica, para enfocarnos en las preferencias de las personas, en sus habilidades, sus saberes locales, respetando a su comunidad, lo que permite recuperar su Dignidad!!!!! El diplomado de Pranas superó mis expectativas por el compromiso generativo de sus docente y alumnxs . Ya que Ítalo y Caro por medio de clases presenciales, foros on line, supervisiones y trabajos grupales crearon un espacio de trabajo teórico-experiencial muy importante y coherente con las prácticas. Honrando y priorizando siempre, una ética relacional de respecto y colaboración!!!

Cynthia Luizaga, Bolivia. Diplomado en línea, 2018

Recomiendo ampliamente el Diplomado en Terapia Narrativa dictado por Pranas, está bien organizado y permite ir entendiendo los distintos temas de manera secuencial y paulatina. Las lecturas, los ejercicios, el chat con los compañeros y el acceso a Ítalo y Carolina completan el aprendizaje. Buen curso y buenos docentes!!!

Tamara Rodríguez, México. Diplomado en línea, 2018

La experiencia está siendo un puente maravilloso para seguir explorando las prácticas narrativas y seguir sosteniendo la profesión y la vida  en conversaciones esperanzadoras. Agradezco a Ítalo y Caro  la profunda manera  de expresarse y  transmitir ideas y conceptos no de manera estática, sino con movimiento y sentido. Asombrada por  la oportunidad de sentir gatilladas mis reflexiones por palabras desde otro lugar  en el  mundo…  Excelente Pranas Chile.

Pamela Reuse, Chile. Diplomado en línea, 2018

El Diplomado introductorio de Pranas ha sido de gran apoyo a mi acercamiento progresivo con las Prácticas narrativas. Lo recomiendo, especialmente a aquellos quienes se están iniciando o conocen poco sobre estas hermosas formas de hacer terapia y de mirar el mundo. Ítalo y Carolina son muy amables y apoyan continuamente el proceso de aprendizaje.

Rafael Dresner, Chile. Diplomado Internacional Concepción, 2015 y Avanzado Concepción, 2016

Creo que mis afanes, convicciones y esperanzas terapéuticas no habrían tenido un asidero tan firme de no ser por el Diplomado de Pranas. Considero que conocer las prácticas narrativas de Michael White, David Epston y otros terapeutas narrativos, a través de los ojos de Italo y Carolina ha abierto mi cabeza y corazón a desarrollos e inquietudes que me siguen invitando a repensar, remirar y escuchar lo que hago en las relaciones con personas. Creo que mucho tiene que ver con la pasión y el respeto por las.conversaciones que ellos constantemente muestran, como también que han aprendido de forma atenta y dedicada de los fundadores de estas prácticas narrativas y han hecho múltiples esfuerzos por acercarlas a nuestro territorio y al espacio local de trabajo.

Juan Pablo Villalobos, Chile. Diplomado Internacional Santiago de Chile, 2017

Un párrafo no sintetizaría jamás todo lo que significó conocer a la comunidad narrativa el año pasado, pero lo intentaré: Encontré personas que estaban vibrando, llorando, riendo, luchando y bailando en torno a preguntas ético políticas que me hacía hace tiempo de forma solitaria. Encontrar una comunidad de aprendizaje, de afectos y sentimientos han hecho florecer esas preguntas como jamás habría podido imaginar solo. Habitar nuevos espacios de resistencia desde el amor no habría sido posible sin arribar al puerto de Pranas.


Guido Pereira, Chile. Diplomado Internacional Concepción, 2015 y Avanzado Concepción, 2016

Recomiendo la formación en Prácticas Narrativas de PRANAS Chile, a todxs quienes nos involucramos a trabajar con personas en espacios de terapia, desarrollo y crecimiento, indistinto de las formación y área de trabajo. Desde esta vereda, es posible encontrarse con una formación tanto ética como técnica sólida, capaz de lograr un acercamiento profundamente humano a las vidas de las personas que nos consultan y sus dificultades. Personalmente, después de aprender las prácticas narrativas, me fue posible descubrir y construir con quienes me consultan, vastos territorios para disentir de los efectos negativos emanados de experiencias difíciles y crear nuevas posibilidades de vida capaces de honrar los deseos y sueños más altos que tenemos para toda la humanidad.

Nicole Inostroza, Chile. Diplomado Internacional Santiago de Chile, 2013

Para mí haber realizado el diplomado de Pranas significó poder visualizar una posibilidad distinta pero muy potente para ejercer mi profesión como psicóloga. Esta posibilidad era tomar el camino de escuchar realmente al otrx, haciéndole justicia a su vida y a su relato. Entendiendo siempre las experiencias de forma social, en donde todxs somos parte del “problema” pero también de la solución. El diplomado de Pranas me permitió ver al ámbito de la psicología de una forma esperanzadora, donde existe la posibilidad de relacionarme de igual a igual y finalmente, donde hay espacio constante para la reflexión, crítica y el cambio desinteresado.


Andrea Sosa, Argentina. Diplomado Internacional Tucumán, 2017

Recomiendo el Diplomado de Terapias Narrativas porque fue para mí una experiencia expansiva, que continúa generando movimientos y descubrimientos de nuevos caminos, que principalmente me acompaño a desarrollar cambios muy fuertes en mi vida personal y profesional al visibilizar las relaciones de poder que se ponen en juego desde los discursos dominantes. Siento que el diplomado me brindó herramientas para reflexionar acerca de mi misma y de las (mis) relaciones desde la ternura, siendo hoy la ternura una posibilidad de subversión ante la crueldad de la sociedad.


César Lillo Araya, Chile. Diplomado Internacional Santiago de Chile, 2016

Hace casi dos años que decidí comenzar este viaje; el de tomar iniciativas para poder responsabilizarme respecto a los privilegios que me invitan ser “hombre”, “profesional”, “psicólogo” (entre otros territorios de identidad) en nuestra cultura. Poniendo especial atención y cuidado a los privilegios (y peligros) presentes en el contexto de “terapia” y trabajo con personas. Un viaje intentando honrar valores y prácticas que sean más respetuosas y solidarias, que abracen las diferencias, las disidencias, que reconozcan las resistencias de las personas respecto a lo que atesoran en la vida. Ha sido un viaje que me ha permitido alejarme y tomar posición frente a algunas prácticas a las que fui invitado, seducido y evaluado en la universidad. Y mostrarme que no estoy solo en esto. Porque éste viaje no ha sido en solitario. Hace casi dos años que seguimos celebrando la posibilidad de construir entre todxs esta comunidad, que crece cada vez más, que no conoce de límites fronterizos y lenguas. Esta comunidad de prácticas subversivas, narrativas, de colaboración y acción colectiva. Un colectivo inquieto, comprometido con ciertas ideas y prácticas; entre otras, las de revisar y poner atención constante a nuestras acciones en las relaciones con otrxs y con nosotrxs mismxs. Escuchar responsablemente nuestras incomodidades, reclamos o protestas implícitas en lo cotidiano. Ha sido, a modo personal, un viaje fantástico, compartido… un viaje donde las discrepancias son celebradas. Gracias a lxs queridxs de PRANAS y a la comunidad narrativa por ayudarme, tantas veces, a encontrar aquellos términos preferidos, locales (en los cuáles pude y puedo participar) en la construcción de mi identidad en mis diferentes territorios de vida. Gracias por acompañarme a poder nombrar mis esperanzas y sueños en el trabajo con personas. Gracias también, por acompañarme a posicionarme políticamente y a comprometerme desde una ética de colaboración. Lxs invito a viajar juntxs!


Daniela Díaz, Chile. Diplomado Internacional Santiago de Chile, 2018

Como trabajadora social de profesión, el diplomado ha sido una oportunidad que me ha permitido acceder a argumentos desde los cuales puedo defender prácticas que me acercan a poder relacionarme desde el respeto, además de ampliar la perspectiva desde donde miro mi rol en el espacio laboral.


María Julia López, Argentina. Diplomado Internacional Tucumán, 2017 y Avanzado Tucumán, 2018

Tuve la gran oportunidad de aprender con la diplomatura en terapia narrativa de Pranas. Es un enfoque respetuoso, que no patologiza y permite a las personas acceder a sus recursos, habilidades y saberes para responder a los diferentes problemas. Tiene un enfoque teórico profundo y a la vez con una aplicación práctica, que transformó mi manera de trabajar tanto en el consultorio, en las prácticas comunitarias como en la docencia. Los «mapas», el modo de ser y hacer de Michael White, Epston, Ítalo y Caro y la mirada política y crítica del poder sirven permanentemente de orientación al momento de acompañar a quienes me consultan y también para revisarme y crecer como terapeuta y persona.


Caro Brea, Argentina. Diplomado Internacional Tucumán, 2018

Recomiendo Pranas porque encontré aquí un espacio de aprendizaje donde el respeto y la escucha es lo primordial. Algo que me pareció muy importante fue que la ética de las practicas narrativas, se hagan presentes en los encuentros y que no sea solo un mero discurso. Creo que Ítalo y Caro tienen una forma de llevar las clases y compartir su conocimiento que es muy especial. La variedad de las actividades y las lecturas del diplomado me parecieron muy llevaderas e interesantes. Por último me pareció que esta bueno decir que no hace falta ser parte del área de la psicoterapia para participar de este diplomado, ya que las prácticas narrativas conllevan una ética y una lógica, que desde mi parecer, que se puede compartir en todos los aspectos de la vida.


Diego Reyes, Chile. Diplomado Internacional Santiago de Chile, 2017

Realizar el Diplomado Internacional de PRANAS es sin duda una experiencia enriquecedora. Además de ser un espacio de colaboración y de exploración conjunta, colectiva y política; permite desarrollar una visión local y contextual de la práctica narrativa. Se destaca la pasión, el cariño, la rigurosidad y el afecto que tanto Ítalo como Carolina tienen con la construcción de prácticas terapéuticas que honren a las personas y a sus colectivos cercanos. Sin lugar a dudas, que todas las personas interesadas en la práctica narrativa encontraran en PRANAS un lugar común, un espacio dedicado a la actualización constante y al ejercicio sistemático para hacer propia la filosofía existente en las ideas de Michael White y de toda la comunidad internacional. Se agradece enormemente su compromiso permanente con la formación narrativa, y su apoyo en el acceso a material que es muy difícil de conseguir.


Nicolás Ortega, Chile. Diplomado Internacional Santiago de Chile, 2015

Hice el diplomado Prácticas Narrativas en su versión 2015. Fue un proceso interesante que sobrepasó al diplomado en sí mismo, porque tuvo que ver con algo más que el mero ejercicio de incorporar conocimientos y ganar un diploma. Tuvo que ver con algo más que aprender teorías contrahegemónicas. Tuvo que ver con algo más que comprender propuestas críticas al poder del terapeuta (por ejemplo). Tuvo que ver más con prefigurar esa crítica en la práctica relacional durante el proceso mismo de aprendizaje, en el grupo humano que éramos. Un grupo grato y entretenido para estar en las jornadas de diplomado «ñoñeando» y compartiendo.  La combinación de las propuestas narrativas con las experiencias de las personas que participábamos, generó un rico aprendizaje práctico e intelectual, que resultó valioso para nuestros trabajos con otras personas. Valoro profundamente de la propuesta narrativa, no sólo su aporte teórico crítico, sino sobre todo el posicionamiento ético-político que implica su ejercicio, aportando una interesante perspectiva socioconstruccionista para comprender (y posicionarse a) temas relacionados con el poder, la construcción de verdades dominantes y sus efectos, como también prácticas de resistencia emancipadoras que podemos desarrollar las personas, por mencionar algunos de los temas que abarca el diplomado. Lo recomiendo a quienes quieran trabajar desde una ética del respeto y la horizontalidad.

Pranas TV

Tenemos mucha alegría de presentar esta nueva sección Pranas TV en la que iremos compartiendo diversos videos de los registros de Pranas desde 2013!

¡Esperamos que lo disfruten!

Carolina e Ítalo

10 años ReCordando a Michael White

Michael nos dejó múltiples legados, uno de los que intentamos tener presente todos los días en Pranas, es lo que nosotrxs llamamos «ética de subversión», que se alimenta de ideas como «la persona nunca es el problema, el problema es el problema», «nadie recibe de manera pasiva la vida, toda las personas responden siempre», «las relaciones son de influencia mutua», «siempre hay algo ausente pero implícito en las expresiones de las personas, cualquiera que esta sea». Estas y muchas otras ideas desafían de maneras muy poderosa muchas de las ideas que construyen identidades aisladas.

Creemos que hoy es un día para conmemorar la influencia mutua, para continuar abrazando las contribuciones de Michael en nuestras vidas y trabajos, pero también para hacer visible nuestras contribuciones locales a la práctica narrativa.

Hace diez años su muerte nos produjo desconcierto. Hoy escribimos esto con esperanza y alegría por la vigencia de su propuesta, por las inmensas posibilidades que sigue ofreciendo, por lo que viene y porque la conversación continúa para dejar un mejor mundo a quienes vienen.

¡Gracias Michael!
Carolina Letelier Astorga e Ítalo Latorre-Gentoso
y todo el equipo de Pranas Chile

10 años recordando a Michael White

Este 4º de abril se cumplen 10 años de la sorpresiva muerte de Michael White que nos remeció a muchxs a través del tiempo. Mientras más lo conocíamos a través de sus ideas, sus prácticas, su forma de compartir su trabajo, su escritura amena y provocativa y sus propuestas subversivas, respetuosas y dignificadoras para el trabajo (y más allá), más momentos de silencio reflexivo nos generaba, un silencio como intentando conexión, como respetando algo importante, transformador, un silencio que si tuviese palabras diría algo así como “¿qué hacer para honrar este legado? ¿Cómo contribuir con que este desarrollo no se diluya entre tanto ruido?”.

Se acabó la presencia física/material de Michael y con ella la posibilidad de sus futuros desarrollos, nuevas ideas, nuevas prácticas subversivas, esperanzadoras, posibilitadoras, como diría David Epston: mágicas. Entonces, lo que era presente y futuro se volvió legado y ese legado es el que nos inspira a re-cordar a Michael día a día en nuestro trabajo y vida.

Antes de morir fue explícito: “no quiero hagiografías de mí”, que relatáramos su memoria como se relata la memoria de los santos no era una esperanza. Nosotrxs no estamos recordando un santo. Estamos recordando un hombre que contribuyó junto a muchxs otrxs (que continúan con este compromiso), a generar un trabajo que acerca a la gente que atendemos y también a nosotrxs mismxs, quienes estamos encargadxs de “atender”, a conectarnos con territorios preferidos de nuestras vidas, a darle forma a nuestro trabajo en formas que sean armónicas y que honren aquello que es importante para nosotrxs en la vida, a promover que aquello que es valioso para quienes atendemos sea relevado y enriquecido, que aquello que quizá nunca ha tenido un espacio para ser nombrado sea nombrado, a encontrarse con la vida de maneras que abren posibilidades para responder con sentido de pertenencia o agencia relacional distribuida.

Este año para Pranas Chile es un año especial, es un año de fiesta, de ritos, de re-conexión, de honramiento, de re-conectarnos con la historia para pensar, sentir y actuar el presente y el futuro.

Este año diremos con responsabilidad e ilusión: “Hola, Michael” y abriremos espacios para continuar con la conversación colectiva.